Te quiero más que a la salvación de mi alma

Te quiero más que a la salvación de mi alma

JAVIER MARIAS HABLA DE JUAN BENET

Sobre “Los dominios del lobo” y JB, en A propósito de un tal Javier Marías, de Michael Braudeau, p. 21-22

J.M. : Escribí esa novela antes de conocerle, era en parte una parodia de la literatura y el cine clásico estadounidense, una especie de homenaje muy cinematográfico. Sigue gustándome, no me avergüenzo de ella. Se lee con agrado, es una novela «joven»: la empecé a los diecisiete años, la terminé a los dieciocho y la publiqué a los diecinueve. No tenía la menor intención de publicarla. A través de un amigo común, el manuscrito llegó a manos de Juan Benet, que por entonces ya era un escritor de renombre —en todo caso entre los otros autores—, al que considerábamos el más capaz de aportar cambios a la literatura española. Sus juicios eran muy severos, no le gustaba prácticamente nada de lo que se editaba en España. De forma sorprendente, la novela le pareció divertida, la presentó a una editorial, y acabaron publicándomela.
M. B.: Se la dedicó usted, de hecho.
J. M.: Benet ha sido muy importante en mi vida, no solamente en el plano literario (aunque admiro mucho su obra, en parte traducida al francés por Éditions de Minuit), sino también en el personal. Tenía veinticuatro años más que yo y, de alguna manera, fue como un segundo padre para mí. Yo lo consideraba como un maestro, alguien de una rara inteligencia, con una perspicacia única no sólo de literatura, sino también en música y pintura. Leyó en manuscrito todas mis primeras novelas, y su opinión era fundamental para mí. Si Benet me daba su visto bueno, entonces es que estaba bien; por el contrario, si no merecía su aprobación... Hace más de catorce años que ha muerto, y lo sigo echando de menos. A veces, me gustaría poder volver a escuchar sus comentarios, sus observaciones.

No hay comentarios:

WIKIPEDIA

Todo el saber universal a tu alcance en mi enciclopedia mundial: Pinciopedia