Te quiero más que a la salvación de mi alma

Te quiero más que a la salvación de mi alma

INCIPIT 786. EL SEPTIMO CABALLO / LEONORA CARRINGTON

CUANDO iban por el lindero en bicicleta, las zarzas retraían sus espinas como esconden los gatos sus uñas.
Era digno de ver: cincuenta gatos negros, otros tantos amarillos, y luego ella; y no podías estar seguro de que fuera una criatura humana. Sólo su olor despertaba ya dudas al respecto: olía a una mezcla de especias y caza, establo, piel de animal y yerbas.
Cuando cogía la bicicleta, tomaba los peores caminos: bordeaba los precipicios, o se metía entre los árboles. Quien no ha montado nunca en bicicleta lo habría encontrado difícil; pero ella estaba acostumbrada.

Se llamaba Virginia Fur; tenía una melena de varios metros y unas manazas enormes, con las uñas sucias; sin embargo, los habitantes de la montaña la respetaban, y ella se mostraba siempre deferente con sus costumbres, también. 

No hay comentarios:

WIKIPEDIA

Todo el saber universal a tu alcance en mi enciclopedia mundial: Pinciopedia