Te quiero más que a la salvación de mi alma

Te quiero más que a la salvación de mi alma

DEL EQUIPAJE

Opiniones contundentes, VNabokov, p. 229
¿Qué opina del equipaje? ¿Cree que también ha perdido estilo?

Creo que un buen equipaje es siempre hermoso, y actualmente hay mucho de todo eso. Los estilos, desde luego, han cambiado. Ya no tenemos ese baúl que era una especie de ropero elefantino, ejemplar que aparece en la versión cinematográfica, visualmente agradable pero por lo demás absurda, de la mediocre, pero de todos modos admisible, Muerte en Venecia de Mann. Todavía guardo como un tesoro una elegante pieza de equipaje, elegantemente gastada, que perteneció a mi madre. Sus viajes por el espacio han terminado, pero todavía susurra suavemente a través del tiempo porque la utilizo para guardar viejas cartas de familia y documentos curiosos tales como mi partida de nacimiento. Soy un par de años menor que esta antigua valija, de cincuenta centímetros de largo por treinta y seis de ancho y dieciséis de alto, técnicamente un neccesaire de voyage algo pesado, de piel de cerdo, con “H. N.” primorosamente entrelazadas en gruesa plata bajo una corona similar. Fue comprado en 1897 para el viaje de bodas de mi madre a Florencia. En 1917 transportó desde San Perersburgo hasta Crimea y luego a Londres un puñado de alhajas. Alrededor de 1930, dejó en casa de un prestamista sus costosos receptáculos de cristal y plata, quedando vacíos los refuerzos de cuero hábilmente diseñados en la parte interior de la tapa. Pero esa pérdida ha sido reparada ampliamente durante los treinta años que después viajó conmigo ... , desde Praga a París, desde St.-Nazaire a Nueva York y a través de los espejos de más de doscientos cuartos de moteles y casas alquiladas, en cuarenta y seis estados. El hecho de que de nuestra herencia rusa el superviviente más resistente resultara ser un bolso de viaje es a la vez lógico y emblemático.

No hay comentarios:

WIKIPEDIA

Todo el saber universal a tu alcance en mi enciclopedia mundial: Pinciopedia