Te quiero más que a la salvación de mi alma

Te quiero más que a la salvación de mi alma

INCIPIT 168. HOMBRES SALMONELA EN EL PLANETA PORNO / YASUTAKA TSUTSUI

EL BONSÁI DABADABA
Mi padre llegó del pueblo con un bonsái que tenía una forma curiosa.
—Esto es un árbol Dabadaba -anunció, mientras nos lo mostraba a mi esposa y a mí—. Mirad, es una especie peculiar de cedro.
—Vaya, qué cosa más extraña! —dijo mi mujer, examinándolo con una mirada de asombro.
Tenía unos veinte centímetros de altura. Era grueso en la base y se afilaba hacia la copa, donde el follaje era más escaso. Puesto en vertical, el tronco formaba un cono perfecto.
—Sí, ¡y vaya nombre tan raro! —añadí yo, mirando la expresión de mi padre para ver si así me daba una pista de por qué había traído el árbol.
—Bueno, no sólo el nombre es raro —dijo él, afilando los ojos—. Si ponéis este árbol Dabadaba en vuestro dormitorio por la noche, tendréis sueños libidinosos.
—Anda! Y qué significa eso de libidinoso? —pregunté mi esposa.
Yo le susurré al oído:
—Por supuesto, sueños eróticos.
—¡Oh, vaya! —exclamó, para después sonrojarse.
Mi padre le echó una mirada lasciva y siguió diciendo:

No hay comentarios:

WIKIPEDIA

Todo el saber universal a tu alcance en mi enciclopedia mundial: Pinciopedia